martes, 5 de marzo de 2013

Terminator 3 (Crítica)

 



DIRECTOR: Jonathan Mostow 
AÑO: 2003  
GUIÓN: John Brancato, Michael Ferris, Tedi Sarafian (Historia: John Brancato, Michael Ferris, Jonathan Mostow)
MÚSICA: Marco Beltrami (Tema: Brad Fiedel)
REPARTO: Arnold Schwarzenegger, Kristanna Loken, Nick Stahl, Claire Danes, David Andrews, Earl Boen, Mark Famiglietti, Moira Sinise, Chopper Bernet, Brian Sites, M.C. Gainey 
GÉNERO: Ciencia ficción. Fantástico. Acción  
SINOPSIS: Ha pasado una década desde que John Connor -Nick Stahl- salvara a la humanidad de la destrucción. En la actualidad John tiene 25 años y vive en la clandestinidad: no hay ninguna prueba documental de su existencia. Así evita ser rastreado por Skynet -la sofisticada corporación de máquinas que una vez intentó acabar con su vida-. Pero, ahora, desde el futuro, ha sido enviado el T-X (Kristanna Loken), la máquina destructora cyborg más desarrollada de Skynet. Su misión es completar el trabajo que no pudo terminar su predecesor, el T-1000. El T-X es una máquina tan implacable como bello su aspecto humano. Ahora la única esperanza de sobrevivir para Connnor es Terminator. 


Mi valoración: 12 años después de la mítica ''Terminator 2'', Jonathan Mostow nos presenta una tercera parte llena de efectos especiales.

James Cameron dijo que con ''Terminator 2'' ya había acabado con esta historia, pero en el mundo del cine, todo lo que de dinero, no tiene fin.

En esta tercera parte sigue ''Arnold Schwarzenegger'' interpretando al robot del futuro con su inexpresivo gesto de tipo duro. En cuanto a ''John Connor'' lo encarna ''Nick Stahl'' y también tenemos esta vez a una nueva invitada que tendrá su relevante papel en la historia, me refiero a ''Katherine Brewster'', interpretada por ''Claire Danes''. Por último, el nuevo enemigo al cual Connor debe huir, esta vez es una ''terminator T-1000'', la cual elegieron a ''Kristanna Loken''. 

 La película está muy bien hecha, tiene grandes secuencias de acción, explosiones, efectos especiales muy bien hechos, sin duda es entretenida a más no poder. También tiene diálogos graciosos y cómicos y por lo tanto se te hace amena y divertida. En ese aspecto, la película cumple notablemente pero es notorio el vacío de James Cameron tanto en dirección como en argumento.. Terminator 1 y 2 tienen una esencia que una vez terminada la película te da la sensación que has visto una película seria, completa y de calidad. 
En esta tercera parte, a lo largo de todo el metraje te va atrapando poco a poco pero una vez terminada, parece que te falte algo para decir, ''ha sido un peliculón''. Yo creo que sé cual es el motivo:
Para empezar, quitar a ''Sarah Connor'' así de repente de la historia no tiene lógica. No se quién escribió el guión pero zamparse a un personaje de esa manera es lamentable. 
En segundo lugar, hay un exceso de momentos con escenas chistosas y graciosas las cuales intentan comprar al público pero que al final, lo que consiguen es infantilizar la película. Es algo que se lleva mucho hoy en día. Sinceramente, yo me reí en muchas de ellas, pero involuntariamente le quita la dureza, seriedad y convicción a la historia. Un terminator, no debe tener momentos graciosos, es una máquina de matar que lo último que tiene que dar es comedia. Si comparamos este ''Arnold terminator'' con el de la primera parte, la analogía es apoteósica.
En tercer lugar, los efectos especiales. En esta película ya exceden los efectos por computadora. Hay escenas muy buenas como la del camión de bombero que si vemos el ''como se hizo'' en el dvd o blu ray,  podemos visualizar como realizan toda esa escena con edificios de verdad preparados, coches de verdad etc. pero por ejemplo, en la escena de las duchas se disputa una de las peleas más penosas que he visto en mi vida. Aquí también se incluye lo que comentaba en el tercer punto. Como un T-1000 coge por los huevos a ''Arnold'' el cual se gira con cara de ''me has cogido de los huevos''. Si esta escena ''cómica'', incoherente e ilógica hablando de un Terminator, las juntamos con mil efectos digitales rompiendo duchas, aseos, etc. que cantan por soleares,  hace que echemos en falta las escenas de acción artesanas de la primera película.

Todos estos puntos, más un argumento un poco flojo, hace que la película no llegue a entusiasmarte como lo hicieron las primeras dos partes. La banda sonora, característica y preciosa, aquí desaparece y eso para mí es otro fallo demencial, pero afortunadamente '' Marco Beltrami'' nos deja alguna buena partitura, especialmente la última.

Antes de terminar con la conclusión, decir que la escena final para mi, es apoteósicamente brutal.
Los misiles destruyendo la Tierra acompañada de una maravillosa banda sonora y de un catalizante diálogo, me parece un momento grandioso y de los mejores de toda la película, ''pelos de punta''. En mi opinión,  es una escena cumbre en la historia terminator, emotiva, soberbia, inigualable, deslumbrante, sublime, etc.
 

En conclusión: Aunque haya expuesto todos esos aspectos negativos, la película se deja ver ya que es puro entretenimiento. Ver a ''Arnold'' interpretando a un terminator es ver el papel que mejor se le puede caracterizar y eso siempre divierte a los fans de Arnold. La película,  la habré visto más de veinte veces y no me cansa, lo cual al fin y al cabo eso es lo más importante. Puede que no tenga la seriedad y crudeza de las anteriores, especialmente de la primera, pero el ritmo frenético e incansable con el que transcurre todo el metraje, hace que se te haga amena y divertida y por lo tanto no defrauda.

 Nota:  6,5/10


 

 BANDA SONORA: (Escena final)


Diálogo escena final:

 "Para cuando Skynet fue consciente de su capacidad, se había esparcido por millones de servidores informáticos por todo el planeta. Ordenadores corrientes en edificios de oficinas, en cibercafés, en todas partes... todo era software y ciberespacio. No había núcleo del sistema. No se podía desconectar. El ataque empezó a las 18:18, tal como él había dicho. El día del juicio, el día que la raza humana quedó practicamente destruida por las armas que había fabricado para protegerse. Debí darme cuenta que nuestro destino nunca fue evitar el día del juicio sino sobrevivir a él, juntos. El Terminator lo sabía, intentó decirnoslo, pero yo no quise escucharle. Puede que el futuro ya esté escrito, no lo sé. Solo sé lo que el Terminator me enseñó, "nunca dejes de luchar" y nunca lo haré. La batalla no ha hecho más que empezar...".

No hay comentarios:

Publicar un comentario