jueves, 27 de febrero de 2014

Cuando todo está perdido (crítica)


Título original: All Is Lost
Año: 2013
Duración: 106 min.
País: Estados Unidos
Director: J.C. Chandor
Guión: J.C. Chandor
Música: Alex Ebert
Fotografía: Frank G. DeMarco
Reparto: Robert Redford
Productora: Lionsgate Films / Roadshow Attractions / Before The Door Pictures / Washington Square Films / Black Bear Pictures
Género: Aventuras. Drama | Aventuras marinas. Supervivencia. Vela
Sinopsis: Un día, durante un viaje en solitario a través del Océano Índico, un hombre (Robert Redford) descubre al despertar que el casco de su velero de 12 metros se ha agrietado tras una colisión con un contenedor que flotaba a la deriva. A pesar de las reparaciones, de su experiencia marinera y de una fuerza física que desafía su edad, a duras penas logra sobrevivir a la tormenta. Pero el sol implacable, la amenaza de los tiburones y el agotamiento de sus escasas reservas lo obligan a mirar a la muerte a los ojos.




Mi valoración:  ''Cuando todo está perdido'' es una película bastante modesta, con un solo actor, sin casi diálogos, ni acción pero eso no significa que esté perdida.

En primer lugar, la interpretación de ''Robert Redford'' durante todo el metraje sin decir casi nada y solamente viendo sus gestos y sus acciones por tal de sobrevivir, con son solo eso ya te atrapa la película.
En segundo lugar, la temática simplemente te cuenta como una persona trata de solucionar cualquier problema para no rendirse aunque todo esté perdido.
En cuanto a la banda sonora, muy repetitiva la verdad, está bastante bien y es muy acorde al contexto en el cual transcurre la historia, el mar.

En mi opinión, es una película que dentro de lo que cabe está bien pero tampoco tiene ninguna escena mega emotiva o impactante que te haga al día siguiente seguir recordándola. Hay muchos momentos que se vuelven tediosos ya que es el riesgo que se corre cuando todo el peso recae en un actor y no hay casi diálogos. En el caso de ''Náufrago'', por ejemplo, todo el peso recae en ''Tom Hanks'' solo en una isla pero las ocurrencias que van pasando, los sonidos del mar en momentos clave, las peripecias que va ingeniando me entretuvo mucho más que ''Cuando todo está perdido''. No es culpa de ''Robert Redford'', el cual me encanta como actúa, pero puede que el problema sea por el poco campo que hay para que ocurran cosas en esta película, es decir, solo está el barco o el bote. Si es cierto que hay escenas interesantes en momentos que si te pones en su situación la verdad que son muy duros y es especialmente saber la situación en la que se encuentra lo que hace que la película no me desagrade.

En conclusión: Es una película que no puedo ni decir que es malilla, ya que está bien, pero tampoco decir que es peliculón. Creo que le sobra no repetir tanto la banda sonora y haber hecho otras partituras ya que hay mil escenas con la misma partitura y sobretodo que hubiera un poco más de diálogo, de flash-backs de su vida, de como ha llegado a esa situación, de recuerdos y de vivencias que hagan que empatizes más con el actor y con todo aquello que él puede perder si llega a morir allí. Ya que la película es en plan de sufrir por ver como sobrevive, pues que acaben de dramatizarla más. Sinceramente, para verla un domingo cualquiera.


Nota: 6,5/10






 BANDA SONORA:





No hay comentarios:

Publicar un comentario