domingo, 29 de junio de 2014

Vidas Rebeldes (The Misfits, 1961) (Crítica)




Título original: The Misfits
Año: 1961
Duración: 124 min.
País: Estados Unidos
Director: John Huston
Guión: Arthur Miller
Música: Alex North
Fotografía: Russell Metty (B&W)
Reparto: Clark Gable, Marilyn Monroe, Montgomery Clift, Eli Wallach, Thelma Ritter, Estelle Winwood, James Barton, Kevin McCarthy
Productora: Seven Arts Productions
Género: Drama | Animales. Caballos
Sinopsis: Una joven (Monroe), que llega a Reno (Nevada) para divorciarse, conoce a un viejo vaquero (Clark Gable) y decide quedarse unos días en su cabaña. Poco después él descubre en las montañas una manada de caballos salvajes. Con la colaboración de un vaquero especialista en rodeos (Clift), decide capturarlos para vender la carne.




Roslyn/Marilyn: ''Mi problema es que nunca me dura la felicidad, siempre condenada a estar sola, desde pequeña''
Isabelle: ''Tendrías a tu madre''
Roslyn/Marilyn: ''¿Cómo se puede tener a alguien que está siempre ausente?, nos veíamos poco, a veces pasaba meses con sus enfermos, demasiado tiempo para una niña''




Mi valoración: Una de las películas más infravaloradas de Huston,  dentro de su filmografía sería Vidas Rebeldes (The Misfits, 1961), pero también la que supuso para John Huston su recuerdo más melancólico. 

Vidas Rebeldes,  justo antes de empezar ya nos muestra con una escena lo que vamos a ver. La película comienza enseñándonos tres piezas de puzzle que no coinciden. De ahí, que el argumento trate a tres personajes que no encajan en la sociedad, tres personas que van deambulando sin encontrar un sitio o alguien que les comprenda y lo más curioso, es que los mismos tres actores vivían la misma situación en la vida real. Ese es uno de los hechos que hace que la película tenga un toque especial. 

Arthur Miller escribió el guión a causa de una experiencia personal. Él conoció a unos vaqueros que se dedicaban a cazar caballos salvajes cuando fue a divorciarse a Nevada de su primera esposa. Le contaron cómo se dedicaban a cazar caballos para venderlos como comida de perros y gatos. Cuando escribió el guión, él estaba enamorado de Marilyn pero en pleno rodaje modificaba muchas veces el guión y justamente su matrimonio empezaba a decaer. Allí, Miller encontraría a su futura esposa, la fotógrafa Inge Morath.
 
Marilyn interpreta a Roslyn y con ella nos regala una interpretación desgarradora y sacada de los más dentro de ella mismo, con una sensibilidad extrema. Se nos muestra con una belleza que supera a todas sus anteriores películas, ya que con cada año que pasaba y cada película que hacía, se mostraba mucho más atractiva. De esta manera la ven los tres vaqueros, los tres perdedores, los tres inadaptados. Gay (Clark Gable), es un hombre ya maduro que en ocasiones quiere revivir una época que en ese momento está desapareciendo y por eso, él no quiere adaptarse a la vida actual y se aisla en su casa a las afueras. De vez en cuando, moja sus penas con el alcohol. En segundo lugar está Perce (Mongomery Clift) que es un cowboy perdido y abandonado con una historia familiar a sus espaldas y que va destrozándose a sí mismo, tanto físicamente como mentalmente en los rodeos. Por último, Guido (Eli Wallach) es un hombre bastante amargado que va contagiando su pena a los que le rodean.




Sin duda, estos son tres personajes  ven en Roslyn, otra inadaptada, una esperanza o luz en sus vidas. Debido a su indudable belleza y su manera de transmitir la sensibilidad por la vida, les aporta una nueva brisa de aire fresco. Pero ella, también lleva dentro de sí un pasado con dolor. A Roslyn la vemos por primera vez delante de un espejo y siendo aconsejada por Isabelle (Thelma Ritter) sobre cómo debe superar y enfrentarse al divorcio. Roslyn, vive huyendo de todo ya que su extrema sensibilidad hace que todo le hiera pero al mismo tiempo, busca a toda costa que la amen y la protejan. Toda su vida ha sido bailarina de clubs nocturnos y ‘’Reno’’ se presenta a ella como un lugar donde volver a empezar.




Realmente la Roslyn de la película es la Marilyn de la realidad, una mujer insegura y obsesionada en buscar amor y afecto que deriva de una infancia bastante dura, con el abandono de su padre, con el hecho ser violada a los 8 años y por el tiempo de estar recluida en un sanatorio a causa de los trastornos de su madre. Todo eso le afectó durante toda su vida y de ahí que siempre ha buscado esa protección y afecto que se transmite también en el personaje de la película. Por eso,  Roslyn y Marilyn son uno mismo.




Todo este material de partida, está dirigido por el gran Huston que nos refleja esa sensación de soledad y de pérdida que nadie mejor que él nos puede transmitir.  La fotografía en blanco y negro de Robert Metty es imprescindible en esta triste película y la banda sonora de Alex North intensifica aún más la tristeza y la soledad de una dama rota y tres caballeros andantes y perdedores.
  
El segundo aspecto que hace que la película tuviera un aire ‘’maldito’’ es el hecho de que una vez terminó el rodaje, los tres actores acabaron muriendo en poco tiempo y por lo tanto, cuando vemos esta película realmente estamos ante un testamente, nos estamos despidiendo de tres grandes actores y por esa razón, a mí me transmite una sensación bastante rara cada vez que la veo. 

En primer lugar, Clark Gable tenía 59 años pero físicamente estaba bastante decaído. Se dice que la muerte de su primera esposa, Carole Lombard, le marcó para el resto de su vida. Gable murió 11 días después del rodaje de un ataque al corazón.
 
La siguiente en caer, fue Marilyn. En aquella época ya mostraba una belleza descomunal dejándonos uno de los iconos más atractivos de la historia del cine. Respecto a su vida, siempre ha estado sufriendo emocionalmente, pero en esta etapa de su vida tuvo su mayor crisis. El 5 de Agosto de 1962, un año después del estreno,  la actriz murió de una sobredosis de barbitúricos. No obstante, hay una gran cantidad de teorías sobre su muerte. Algunas de las cuales dicen que los Kennedy tuvieron algo que ver, también hay quienes culpan a la propia Monroe de su inestable personalidad e incluso los que hablan de la intervención de Edgar Hoover por las relaciones de Marilyn con diferentes comunistas. 

 


















Por último, Montgomery Clift, un gran actor que vivió una vida frustrada a causa de su condición sexual,  ya que era homosexual. Según Marilyn: "es la única persona que conozco que está en peor forma que yo". Él intentó ocultarlo durante mucho tiempo y eso le convirtió su vida en una tortura, además de consumir drogas y alcohol. Murió el 23 de junio de 1966 después de realizar algunos papeles, como ‘’Vencedores o vencidos’’ donde se dice que hizo la mejor interpretación de su carrera actoral.




Por lo tanto, estos tres actores, incomprendidos por la sociedad interpretan a tres personajes que están pasando por su misma situación. De ahí, que una vez los tres personajes se conocen, se necesitan mutuamente. La película habla de la soledad, del fracaso, de la infidelidad, de gente que no encuentra su lugar pero también de personas maduras, adultas, posiblemente en la mejor etapa de su vida, pero que al fin y al cabo son gente extraída de sus puestos y que han sido puestas en otro que no es el suyo. También nos muestra las debilidades humanas de los 3 hombres y como superan esas frustraciones alimentando sus egos cuando someten a un animal. En el caso de Gable y Cliff buscan el afecto que necesitan y Marilyn da vía libre a su instinto de madre protectora, en referencia a Mongomery Clift, pese a no darse cuenta. 




Por último, me quedo con dos escenas y diálogos como:

El momento que está Marilyn en la parte trasera del coche y Gable le dice: 

Gable: ‘’Empezamos las cosas sin ánimo de hacer daño como algo que nos parece natural, pero en un punto cualquiera de su desarrollo se convierten en algo malo. Lo mismo que bailar en un cabaret, tu empezaste solo con la ilusión de bailar, pero poco a poco la gente se fue desinteresando por la forma en que bailabas y todos empezaron a mirarte pensando en algo muy distinto, ¿el baile dejó de ser bueno verdad? Yo hubiera podido menospreciarte al saber que habías estado exhibiéndote en un cabaret, pero yo te respeté porque sé dónde está la verdad’’.

Claramente este diálogo se nota que está dirigido no al personaje de Marilyn sino a ella misma.



En segundo lugar, el final. Esa escena Marilyn y Gable conduciendo de noche, ‘’solos’’ por un camino desierto y con ese enfoque final a las estrellas diciendo ‘’ellas guiaran el rumbo a nuestras vidas’’, el rumbo de unas vidas desencajadas pero que aún existe esperanza. El guionista ‘’Arthur Miller’’ regala a Roslyn el final que él no pudo regalar a Marilyn Monroe. En una vieja furgoneta, abrazada al ídolo de su infancia, siguiendo las estrellas hacia un posible hogar.




Mi conclusión: Un gran película que recoge a tres mitos de la historia del cine y que lograron hacer una  espléndida interpretación pese a los problemas y dificultades que hubieron. Una película que después de 50 años  aún te transmite decepción y tristeza al ver a un grupo de personajes que imploran afecto y compresión ya que su destino no es diferente al de los caballos, tradicional símbolo de libertad que la industria convertirá en comida para perros. Una película que con solo saber el desenlace de esos tres grandes actores consigue que la veas desde otra perspectiva y sin duda, aunque la trama es bastante triste, para mí el conjunto es notable.

Nota: 8/10



 Banda Sonora:








No hay comentarios:

Publicar un comentario